Posts Tagged ‘plantas’

posted by on Sin categoría

No comments

Regar las plantas cuando estás de vacaciones¿No tienes vecinos que puedan regarte las plantas mientras estás de vacaciones?, ¿Tienes miedo de que se sequen por falta de riego mientras estás fuera?

En Jardinería Marve te damos un truquito con el podrás mantener húmeda la tierra de tus plantas durante tu ausencia. Saca la libreta y apunta lo que necesitas: un cubo, palillos y, por último, un cordón grueso y largo que sea de un tejido absorbente.

1. Coloca un extremo del cordón alrededor del tallo de la planta, clavándolo a la tierra con palillos.

2. Llena el cubo con agua.

3. Ata el otro extremo del cordón a una piedra y colócala al fondo del cubo de agua.

4. Por último, sitúa el cubo a un nivel más bajo que la planta. De esta forma, el cordón de la tela actuará como una mecha, húmeda la tierra de la maceta.

En este sentido, cuando nos vamos por un período largo de tiempo, el principal problema es el de la falta de riego.

Por ello, deberemos reducir al máximo las necesidades de agua de las plantas. ¿Cómo podremos conseguirlo?

  • Situando las plantas en espacios frescos y a la sombra.
  • Regar las plantas abundantemente la semana antes de irnos de vacaciones.
  • Podar para reducir las necesidades de agua de la planta. Eliminaremos flores y recortaremos tallos y hojas en las plantas grandes.

Sigue estos consejos y ¡consigue que las plantas no noten tu ausencia durante el verano!

posted by on Cultivo

No comments

El cactus es la planta ideal para aquellas personas que no quieran una planta que necesite muchos cuidados. Se trata de una planta muy resistente, que no requiere muchos cuidados, aunque si no se sabe cuidar, puede llegar a morir. En el siguiente artículo os enseñamos los mejores trucos para cuidar un cactus de forma correcta:

. Pon tu cactus en una maceta de arcilla que pueda ser drenada fácilmente a través de un agujero (o agujeros) en la base.

. Coloca el cactus en un sitio con luz directa, como una ventana panorámica o una entrada luminosa.

. Rega muy poco durante el período de descanso (de otoño e invierno). Se aconseja regar más durante la fase de crecimiento, es decir, entre marzo y junio. Vierte suficiente agua hasta el punto que empiece a drenar a través de la base de la maceta.

Revisa periódicamente si tu cactus necesita agua. Mide 1-1.50 centímetro de tierra con tu dedo y si está seca, riega el cactus. Ten en cuenta que un exceso de agua y nutrientes haría que el cactus estuviera blando y más propenso a las enfermedades.

Mantenimiento de jardines

. Utiliza abonos especiales para cactus en las proporciones que indique el fabricante.

. Es una buena idea trasplantar tu cactus cada dos años. Se aconseja que se trasplante entre marzo y junio (fase de crecimiento), pero puede variar según la zona y la clase de cactus. Para trasplantar, la nueva maceta deberá ser un poco más grande, lo suficiente como para que hayan 2 cm entre la pared de la maceta y la planta.

. Para manipular el cactus y no pincharse, se recomienda cubrirlos antes con periódicos.

posted by on Sin categoría

No comments

Es importante que cuidemos adecuadamente nuestras plantas, tanto de exterior como deConsejos para evitar las plagas en las plantas interior, para evitar las molestas plagas. Hay épocas del año en las que tenemos que extremar los cuidados para evitar que animales e insectos estropeen nuestro jardín. Antes de recurrir a productos químicos, es preferible que intentemos mantener las plantas en buen estado, cuidándolas atentamente en los momentos más delicados, como los de su floración o fase de crecimiento.

 A continuación te ofrecemos 5 consejos que con los que podrás evitar las plagas:

1. Hay que tener limpias las plantas y macetas. Es adecuado quitar las hojas y flores secas, así como las malas hierbas. Puede hacerse con las manos, si se trata de plantas tiernas, o la ayuda de unas tijeras de poder.

2. Cuando se riega, el agua tiene que verterse en la tierra de la maceta, no sobre las hojas, y siempre con agua tibia. En este punto, debe tenerse en cuenta quitar el exceso de agua del plato para evitar que las raíces se pudran.

3. Airear la tierra de la maceta periódicamente ayuda a evitar que los insectos se posen en la zona superior. Podemos ayudarnos de un pequeño rastrillo para mover la tierra.

4. En la fase de floración, las plantas necesitan un abono de calidad para mantenerlas sanas.

5. Es recomendable recortar la punta de las plantas ya que los tallos nuevos y tiernos son los que más gustan a los caracoles o babosas.

posted by on Sin categoría

No comments

La época de calor está llegando a su fin. Aprovechando los últimos días con temperaturas altas, es importante no dejar, de manera brusca, los hábitos que hemos seguido este verano con nuestras plantas.

Los meses de calor son complicados para las plantas. Es en esta época cuando debemos extremar los cuidados de nuestro jardín para evitar perjudicarlo. El exceso de agua por continuos riegos empobrece la tierra y, por consiguiente, puede provocar enfermedades que marchitarían nuestras plantas. Y es que la humedad es uno de los efectos que más las perjudica. Debes tener siempre presente que las plantas de interior y exterior tienen necesidades distintas, aunque todas ellas precisan unos cuidados específicos durante los meses más cálidos del año, con el objetivo de que estén fuertes el resto del año.

Uno de los grandes peligros del verano es el sol. La proyección sobre las plantas puede provocar daños irreparables. El agua en las hojas produce un efecto lupa, lo que incrementa la acción nociva del sol. Por ello, siempre debemos procurar regar a última hora de la tarde para que el agua no se evapore.

Otro de los mayores peligros es el riego excesivo. Con el calor tendimos a pensar que nuestro jardín necesita más agua de lo normal, pero es un error. Es más fácil que una planta muera por exceso de agua que por falta de ésta. Por eso, lo mejor es añadir el agua en el plato de las macetas. De esta forma, las raíces absorberán la cantidad necesaria y no se dañarán los brotes.

Mantenimiento del jardín después del verano
Un consejo que puede resultarnos muy útil es el de aprovechar el agua sobrante que eliminan los tiestos. Esa agua contiene los nutrientes que una planta necesita para vivir. Pon un plato debajo del tiesto y riega la planta con ésta.

Es importante que elimines las hojas y flores secas de las plantas, ya que absorben agua y frenan el crecimiento de las partes sanas. También es importante limpiarlas del polvo a menudo. Para ello, lo mejor es pulverizarlas con agua jabonosa aclarando después abundantemente. Este método alejará a los parásitos.

Consejos que te serán de gran utilidad

Las plantas de exterior requieren un riego y cuidado casi diario, por ello es recomendable disponer de un sistema de riego automático. Por el contrario, las plantas de interior no requieren tantas atenciones y bastará con tener la tierra húmeda.

Durante los meses de verano, es importante realizar la poda ya que, de esta forma, tardaran menos en cicatrizar y, por lo tanto, se reducirá el riesgo que las plantas sufran enfermedades.

Hay que tener especial cuidado con las plagas y enfermedades típicas del calor. Es importante realizar, periódicamente y en las horas de menos calor, tratamientos con insecticidas para eliminar los parásitos.

posted by on Sin categoría

No comments

jardinería-para-niñosLos niños se sienten atraídos por los colores llamativos, la vida silvestre y los misterios que plantea la naturaleza. Inculcar la pasión por las plantas y la jardinería puede ser divertido si les preparamos juegos y pequeños experimentos que les permitan desarrollar su imaginación mientras aprenden a través de tareas sencillas y creativas.

A continuación, te proponemos algunas ideas que te serán de gran utilidad para despertar el interés de los niños por la jardinería:

Recolección de semillas: una actividad lúdica, a la par que sencilla, para los más pequeños es la de recopilar semillas. Otoño es la estación en la que las plantas están cargadas de semillas secas. Nuestros hijos pueden preparar los sobres‭ ‬para almacenarlas, decorándolos y escribiendo el nombre de la planta y dibujando la planta. Es imprescindible poner la fecha de recolección de la semilla. Una vez preparados los sobres, deben recoger las semillas eligiendo las cabezuelas florales más secas para sacudir sus semillas en el interior del sobre.
Al acabar, deben ponerse los sobres, bien cerrados, en una caja hermética.

Sembrar semillas de frutas: las frutas son muy útiles para que los niños aprendan cómo se reproducen las plantas. Para ello, cortaremos una fruta por la mitad (la naranja va genial para ello) y retiraremos las pepitas. Las introduciremos en agua durante 10 horas y ya estarán preparadas para que los niños las siembren. Para que la planta crezca fuerte y sana, deberemos preparar un macetero con tierra rica en nutrientes. Los niños podrán encargarse de regar el tiesto con frecuencia y mantenerlo a una temperatura de 25-30 ºC.

Plantas bulbosas: un experimento puede animar a nuestros hijos a participar en la construcción de nuestro jardín. Éste es un juego que tiene que hacerse en otoño-invierno. Consiste en plantar bulbos en distintas posiciones para comprobar cómo crecen en primavera.

Para ello, pondremos 3 macetas de 30 cm de altura y ayudaremos a los niños a preparar el sustrato adecuado para que los bulbos crezcan. A continuación, pondremos los 3 bulbos en cada maceta. En la primera, mirando hacia arriba. En la segunda, con la punta hacia abajo y, en la tercera, con los bulbos de lado.

Con el tiempo veremos cómo brotan en las distintas macetas. De esta forma, los niños podrán apreciar como en el primer caso crecen unas flores magníficas, en el segundo, hojas pero sin flores y en el tercero, flores aunque menos abundantes y más pequeñas.

Colección de hojas distintas: un jardín está compuesto por un gran surtido de hojas. Un juego divertido y educativo para los niños es el de recolectar hojas de distintos árboles y arbustos. Una vez tengan hojas de diferentes plantas les será de gran utilidad pegarlas en una cartulina grande y escribir el nombre de la planta a la que pertenece cada hoja para así aprender qué podemos encontrar en cada jardín.

Tus hijos se lo pasarán en grande mientras aprenden el fantástico mundo de la jardinería.