Cómo conservar las plantas en vacaciones

jun
2014
17

posted by on Mantenimiento de jardines

No comments

Ya estamos a las puertas del verano y con él, llegan las vacaciones. No importa si te vas por unos días o unas semanas, nuestras plantas merecen unos cuidados que no le podrás ofrecer mientras estés fuera. Por ello, a continuación te damos algunos truquitos muy sencillos para cuidar las plantas en vacaciones.

Nuestro objetivo es que las plantas no sufran durante el período vacacional. Si no eres uno de los afortunados que tiene unos vecinos que puedan ocuparse de regarte las plantas, organízate para que no les falte ni agua, ni luz.

Trucos de riego para las plantas en vacaciones

Si tienes un jardín grande, el sistema de riego automático de gota a gota será el más cómodo, aunque no es una opción económica.

Si tienes plantas en un balcón o terraza pequeña, uno de los trucos más utilizados para regar las plantas es mediante una cuerda de algodón o tela.

¿Cómo se hace?

Entierra un extremo en la tierra de la maceta o jardinera y coloca el otro extremo dentro de una reserva de agua (botella o cualquier otro recipiente). La humedad irá filtrándose por el cordón o el trozo de tela y llegará a la tierra, lo que la humedecerá y vendrá muy bien a nuestras plantas.

Regar-las-plantas-en-vacaciones

Otra alternativa que te ofrecemos es la de colocar las macetas en una jardinera con un fondo de agua. Tenemos que vigilar con este sistema ya que hay plantas que no aguantarán tanta humedad y se pudrirán las raíces.

Otra solución será la de mantener las plantas mediante un sistema de riego individual provisto de una reserva. Cogeremos una botella de plástico (el tamaño de ésta dependerá del tamaño de la planta) y le haremos un pequeño agujero en el tapón. A continuación, enterraremos esta parte de la botella en la tierra de la maceta y, poco a poco, irá saliendo el agua y, por consiguiente, humedeciendo la tierra lo suficiente para sobrevivir durante los días que estés fuera.

como_regar_las_plantas_en_vacaciones

Mantener las plantas en perfectas condiciones durante las vacaciones

1. Si puedes mover tus plantas, agrúpalas en una sola estancia (preferiblemente en la cocina o el baño). Colócalas en el fregadero o la bañera con un fondo de agua y mójales las hojas. Pon las que se quedarán encima del escurridero del fregadero sobre un trozo de fieltro de jardín (lo encontrarás en tiendas especializadas), que debe mojarse con el agua del fregadero.

En este sentido, agrupa el máximo de plantas alrededor de una maceta grande que pese demasiado para moverla, y riégalas todas con una o varias cuerdas largas, que pasarán de tiesto en tiesto. Prepara barreños bastante grandes para el agua de reserva.

2. Para las jardineras y las plantas que no se pueden mover, puedes optar por sistemas individuales formados por un difusor, cuyo caudal es regulable, y que se conecta a un jarrón lleno de agua o a una botella.

3.  Deja una ventana entreabierta para que circule el aire. No cierres todas las persianas. Si puedes, deja al menos una entreabierta, ya que las plantas necesitan un poco de luz para vivir. A tu vuelta, abre progresivamente las persianas para que las plantas se vayan acostumbrando a la luz normal en varios días.